· El Gobernador Regional, Rodrigo Díaz dio a conocer detalles de la iniciativa que alcanza los 50 mil millones y que pretende apoyar a las comunas afectadas por los incendios forestales.

· El plan contempla nueve líneas de acción enfocadas en la aceleración de proyectos, reconstrucción, fomento productivo, agrícola y una mirada hacia el futuro para prevenir las consecuencias en este tipo de desastres.

Con el objetivo de acelerar la reconstrucción social, habitacional, laboral y económico de zonas afectadas y apoyar la reposición de infraestructura dañada por incendios forestales, el Gobierno Regional impulsó el plan “Biobío se Levanta”, con un marco presupuestario de 50 mil millones aprobados de manera unánime por el CORE Biobío. En este sentido, el Gobernador Rodrigo Díaz se reunió con los siete alcaldes afectados por los incendios forestales en la provincia de Biobío, para informar los avances e implementación de la iniciativa.

“Estamos socializando el Plan “Biobío Se Levanta” con los alcaldes de las siete comunas que tuvieron afectación y también aprovechamos de escucharlos sobre otras ayudas del Gobierno central que han estado bastante lentas en implementarse. Además, conversamos sobre el trabajo rápido respecto a definir aquellas cosas que son responsabilidad de la región o aquellas que son de la comuna, para que luego podamos cubrir a las personas que no va a ayudar el Gobierno central, que también fueron víctimas de los incendios, aunque no tengan títulos de dominio o una actividad económica formal, también son habitantes de la región y nuestra tarea es ayudarlos”, expresó Díaz.

A la fecha, el CORE Biobío ha aprobado más de 7 mil millones en apoyo a pymes y brigadas forestales de Conaf, a lo cual se suman las gestiones con Naciones Unidas y la embajada de Israel, para ir en ayuda de las comunas afectadas.

Sobre la reunión, el alcalde de Mulchén, Jorge Rivas señaló que “es una provechosa instancia en la cual nos hemos reunido con el Gobernador y los alcaldes de las comunas afectadas y, por lo tanto, le hemos expresado nuestro sentimiento en este momento. En el caso de Mulchén hay casas quemadas, familias afectadas, más de 30 mil hectáreas calcinadas, donde sufren también los animales, por eso, agradecemos al GORE que ha actuado rápido, pero dada la capacidad de los municipios que a veces unos tienen más que otros respecto a la elaboración y presentación de proyectos, pero una vez que están listos los Consejeros y el Gobernador tienen la mejor voluntad para ejecutarlos prontamente”.

Para analizar esta materia, los Gobernadores de Biobío, Ñuble y La Araucanía han sostenido dos encuentros donde analizaron las brechas y desafíos que existen en cuanto a la reconstrucción, lo cual fue presentado ante la bancada trasversal por la descentralización, a lo que se refirió la diputada Joanna Pérez. “Para nosotros es muy importante este esfuerzo que hace una vez más el Gobierno Regional liderado por el Gobernador, en la semana como presidenta de la bancada regionalista del Congreso, tuve la posibilidad de compartir con varios gobernadores y él nos planteó que en la región no existe ninguna vivienda habitable de las de emergencia que comprometió el Gobierno y esto habla que como Estado tenemos un problema que tenemos que asumir y evaluar cómo ha funcionado Senapred y cómo podemos mejorar nuestra institucionalidad”, finalizó la parlamentaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *