Durante marzo, abril y mayo trabajadores de Frontel hicieron su recorrido por distintas escuelas rurales de la región para entregar apoyo en útiles escolares o implementación tecnológica, lo que benefició a 402 niños y niñas gracias a este programa de vinculación con la comunidad, Escuelas con Energía.
Durante la visita, los colaboradores de la empresa – que comparten con la comunidad escolar y entregan
consejos de ahorro de energía a los estudiantes- invitan a los establecimientos a formar parte del Concurso de Eficiencia Energética que Grupo Saesa realiza hace 4 años. El objetivo es que las escuelas disminuyan su consumo eléctrico respecto al año anterior (2019) y, la que alcance el mayor ahorro, es premiada con iluminación eficiente.
Este año en la región de Biobío, Frontel apoyó en total a 27 establecimientos educacionales que se encuentran las comunas de Santa Juana, Antuco, San Rosendo, Contulmo, Curanilahue, Negrete, Mulchén y Quilaco.
Isidora Aguilar, encargada de la escuela Plegarias de Curanilahue, señaló que este aporte es de gran valor para los estudiantes “fue algo muy maravillo por los niños porque estaban esperando esta visita, además las mochilas les sirven harto para el transporte de los cuadernos ya que los apoderados no tienen la necesidad de comprarlas, fue algo muy especial para ellos”.
Por su parte, Mauricio Pedrero, jefe Servicio al Cliente de Frontel destacó que “como empresa nos llena de orgullo, porque entendemos que nuestra misión va más allá de entregar un servicio eléctrico confiable.
Gracias a este programa acompañamos a los alumnos y profesores en el inicio de su año escolar y, además, permanecemos con ellos durante todo el año enseñándoles a hacer uso eficiente de la energía”.
Este año, Escuelas con Energía cumple una década conectando con las necesidades de las escuelas más rurales del sur del país, beneficiando a más de 20 mil niños y sus familias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.